vida

vida
Gabinete Psicopedagogico Gaviota

martes, 6 de septiembre de 2016

EL PERIODO DE ADAPTACIÓN

El periodo de adaptación es el proceso por el cual el niño/a cambia su entorno habitual y consigue aceptar de manera voluntaria y natural su nuevo entorno estableciendo relaciones que le dan seguridad, en este caso  con el nuevo ambiente, el personal de la escuela y sus compañeros/as.
La escuela infantil Gaviota es innovadora en educación, ofreciendo estimulación temprana, donde se detectan posibles dificultades, se realizan actividades compartidas y muchas nuevas experiencias, siendo una oportunidad para desarrollarse y socializarse, una práctica fundamental para su futuro ingreso en el colegio, con la ventaja de poder llevar a cabo este proceso de forma gradual en una estructura adaptada a las necesidades del niño de 0-6. Así como una estructura intermedia entre la familia y el colegio.
Para que este proceso sea lo más llevadero posible, sobre todo en el primer ciclo (0-3), se recomiendan los siguientes puntos:
  • ·         Realizar una entrevista inicial con la escuela para que podamos conocer un poco más al niño/a  y, de esta manera, responder mejor a sus necesidades.
  • ·         Se aconseja que el niño/a conozca previamente el centro.
  • ·         Hablar con el niño/a sobre la futura entrada en la escuela de forma positiva, que entienda que es un lugar donde estar feliz con otros compañeros/as, donde aprender cosas nuevas y disfrutar.
  • ·         Intentar en la medida de lo posible que la entrada del niño/a a la escuela sea de manera paulatina, poco a poco, hasta realizar la jornada completa.
  • ·         Se recomienda llevar consigo un objeto de transición o de apego, que les dé seguridad y les recuerde a sus figuras de referencia.
  • ·         Y sobre todo ofrecer seguridad a nuestro hijo/a.


Dicho proceso puede durar entre unos días y un mes aproximadamente, dependiendo de las características individuales de cada niño/a  y, una vez superado, saldrá más fortalecido y estará preparado para seguir desarrollándose. Por ello, no nos agobiemos con los tiempos, tengamos paciencia y recordemos que, en la medida que nosotros estemos más tranquilos, durara menos y, sin darnos apenas cuenta, veremos como un día se queda en la escuela sin protestar y feliz con su nueva conquista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario